Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová”. ¡Pero al final el Padre tendrá la última palabra en esta historia! Pero al adoptarlos, estaba amarrando su destino al de la familia de Israel. ¡Las profecías bíblicas se están cumpliendo delante de nuestros ojos! Israel estaba ciego y no veía estos hijos durante mucho tiempo, pero en relación con la venida del Mesías se les abrirán los ojos proféticos para ver a sus hijos nacidos por Mashiaj entre los gentiles. El que no confiesa al Hijo, tampoco tiene al Padre. Diez tribus se distribuyeron en el norte, con capital en Samaria, y dos tribus se instalaron en el sur, con capital en Jerusalén. “…Cuando se le avisó a Jacob diciendo: He aquí, tu hijo José ha venido a ti, Israel hizo un esfuerzo y se sentó en la cama…” – En este momento de gran tribulación para Jacob viene José. (17), Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca, porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre”, Dado que Efraín recibió la bendición de primogénito, él se quedó con el nombre de Israel. Después de conocer la historia de lo que fue el holocausto, me cuesta creer que hay gente que lo niega cuando hay tantas evidencias. Porque desde que los palestinos musulmanes están ahí no se plantaban viñas ya que ellos no toman vino. Este mundo pasará, pero Jesús es el Señor para siempre y pronto se sentará en el trono juzgando las doce tribus de Israel. Génesis 48:3-4 – “Entonces Jacob dijo a José: El Dios Todopoderoso se me apareció en Luz, en la tierra de Canaán; me bendijo,  (4)  y me dijo: “He aquí, yo te haré fecundo y te multiplicaré; y haré de ti multitud de pueblos y daré esta tierra a tu descendencia después de ti en posesión perpetua”“. Los hijos de José nacieron en el mundo gentil por una madre no israelita. En el censo de Números 1, Manases es la tribu más pequeña. Juan 4:35 – “¿No decís vosotros: “Todavía faltan cuatro meses, y después viene la siega”? Hechos 15:14-18 – “Simón ha relatado cómo Dios al principio tuvo a bien tomar de entre los gentiles un pueblo para su nombre. Para poder entender apropiadamente el significado de las bendiciones que Jacob le otorgó a los dos hijos de José, Efraín y Manasés, debemos ir al libro de Génesis. ¿Porque nombró Jacob a Rubén y Simeón? Ellos dicen que el alma de esos niños son luces que brillan en la oscuridad y demandan justicia delante de Dios. Entonces José se los acercó, y él los besó y los abrazó…” – Cuando el Eterno haga volver los cautivos de Tsion, Israel será como los que sueñan, no podrán ver bien – (Salmo 126). La bendición a Efraín y Manasés "Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró apoyado sobre el extremo de su bordón" (He. El pueblo de Israel fue dividido en dos reinos. Aunque hayan nacido en Egipto por una mujer no israelita, aunque se críen en un ambiente pagano de idolatría y de magia, aunque ellos sean expuestos a las presiones de sus amigos no israelitas, Dios los va a guardar para no perder su identidad hebrea. En los últimos tiempos Israel verá y reconocerá y recibirá a los hijos de Ben Yosef como hijos legítimos. Analicemos esta promesa porque es tan ignorada como importante: En primer lugar es en el nombre de YHVH El Dios de Abraham e Isaac. ¿Qué hay en Samaria y en todo ese territorio? Lo primero es, Dios te quiere bendecir. La respuesta nos la da Pablo en Romanos 11: 11 al 21: Deben entrar al olivo de Israel, ya que fueron cortados de allí por su incredulidad. De modo que cuando los samaritanos vinieron a El, le rogaban que se quedara con ellos; y se quedó allí dos días. Y es un territorio complicado porque hay mezcla de barrios o asentamientos de barrios judíos y ciudades de palestinos que son musulmanes. Esa promesa consistía en darles la Tierra Prometida a su descendencia. Y esa frase quedó plasmada hasta el día de hoy, así que a quien quiera bendecir al pueblo debe decir: “Hágate Dios como a Efraín y como a Manasés”. Y veo cómo Dios bendice a Israel. Lo que salió del corazón de Jacob fue sobre la promesa que Dios les hizo a Abraham e Isaac, y luego fue confirmada a Jacob. Dado que Efraín recibió la bendición de primogénito, él se quedó con el nombre de Israel. Pero de un modo particular se nos ofreció a nosotros ir a Samaria y nos dijeron que nos iba a recibir el alcalde de territorio.
2020 bendiciones de efraín y manasés sud